Continúan renovaciones en la Manzana del Templo mientras se acerca la Conferencia General

42

Traducido por Marilyn Michalsky y revisado por Estrella Ferrer G.

Read in English: Temple Square renovations in full swing as Conference approaches

La construcción del templo en Salt Lake continúa en la Manzana del Templo a medida que se acerca la Conferencia General de Abril 2021. La Iglesia ha recibido reacciones variadas de miembros sobre los planes de renovación. (Addie Blacker)

La construcción se ha apoderado de Temple Square mientras los ojos se vuelven hacia la cuidad de Salt Lake por la 191 conferencia general semi-anual de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El presidente de la iglesia, Russell M. Nelson, anunció renovaciones al templo de Salt Lake en abril 2019, resultando en el cierre del templo desde diciembre 2019 hasta el 2024.

En su anuncio del proyecto de renovación, el Presidente Nelson dijo que uno de los principales objetivos era abordar los problemas de seguridad y reemplazar los sistemas obsoletos dentro del edificio. Dijo también que el proyecto estaba destinado a mejorar, revitalizar y embellecer aún más el templo.

“Se mejorará la accesibilidad para que los miembros con movilidad limitada puedan ser mejor acomodados”, comentó Nelson.

Actualizaciones Exteriores

Una grúa se eleva sobre el Templo de Salt Lake el 30 de Marzo. La construcción en la Manzana del Templo continúa mientras se aproxima la Conferencia General en abril 2021. (Addie Blacker)


En Marzo 2020, un aspecto importante añadido a las renovaciones fue la trompeta que se cayó de la estatua de Moroni después que un terremoto de magnitud de 5.7 golpeó el lado oeste del Valle de Salt Lake.

Según una publicación de las noticias de la iglesia, ahora puentes de andamios cuelgan y rodean el templo, mientras que el área alrededor de la fuente y la Plaza del Edificio de Oficinas de la Iglesia ha sido completamente despojada, preparándose para nuevos diseños de jardines.

Hayden McDow, un estudiante de ingeniería mecánica de BYU, dijo que mientras esta renovación del templo requiere una excavación prolongada, métodos de construcción y un gran costo de mano de obra, la metodología de ingeniería que se utiliza permite la preservación de diseños originales y culturalmente significativos mientras se actualiza el templo con materiales sísmicos y sensibles a desastres.

“El proyecto final tendrá una base aislada y una mayor capacidad de respuesta estructural a otros estreses y esfuerzos que se incurre en edificios de esta tamaño”, dijo McDow. “En conjunto, este proyecto añadirá seguridad, durabilidad, funcionalidad moderno, y la preservación única de la historia que de lo contrario aislaría el templo de una ciudad más moderna y desarrollada.”

El proyecto de crear un túnel debajo de North Temple está a mitad de camino, con el techo en proceso de ser removido y reemplazado con una cubierta temporal.

Hannah Combs, egresada de ciencias del ejercicio de BYU y residente de la ciudad de Salt Lake, dijo que no ve la construcción como una inconveniencia, pero como un cambio necesario para el templo.

“Por lo general, quizás no se mire muy bonito ahora, pero si los estabilizadores sísmicos ayuda a salvar la estructura en el futuro, definitivamente vale la pena”, dijo Combs.

Cambios interiores

Vista de la construcción desde South Temple el 30 de Marzo. La construcción continúa en la Manzana del Templo mientras se aproxima la Conferencia General de abril 2021. (Addie Blacker)

El interior del templo de la ciudad de Salt Lake también está llevando a cabo cambios importantes.

El boletín informativo el 24 de Marzo de la Primera Presidencia dijo que el templo necesita tener dos o más cuartos de instrucción, cuartos adicionales para la ordenanza del sellamiento y un segundo bautisterio.

La Primera Presidencia dijo que estos cambios serían hechos para “asegurar una experiencia familiar y edificante paro los miembros que asisten a ese templo”.

El templo también cambiará el tener sesiones en vivo con actores a tener presentaciones en habitaciones individuales con película, permitiendo más sesiones cada día para acomodar la gran cantidad de miembros que asisten al templo.

Sin embargo, muchos de estos cambios interiores significaron que algunos de los murales originales del templo tuvieron que ser removidos o repintados. “Originalmente estuvieron pintados directamente en paredes de listón o yeso, que había sido reparado y repintado muchas veces debido a daños por agua y otros deteriores”, mencionó el boletín. “Los murales fueron cuidadosamente fotografiados y documentado antes de su extracción y algunas de las porciones originales se están conservando en los archivos de la iglesia”.

Reacciones del público

Han habido una mezcla de reacciones del público, unos dicen que estos cambios son trascendentales y otros que tienen un efecto negativo en la historia o el diseño del templo.

Kristine Haglund, ex editora de “Dialogue: A Journal of Mormon Thought”, dijo que el cambiar de actores que son guiados por el Espíritu a decir diálogos de cierta manera, a las películas es una pérdida innecesaria.

“El trabajo de imaginación mental y espiritual que tiene que ocurrir en una sesión en vivo es muy diferente al efecto de la versión fotográfica producida en masa y recibida pasivamente”, le comentó al Salt Lake Tribune.

Otras personas ven los cambios como algo que no afectará la experiencia general de asistir a las sesiones del templo.

Kelsey Johansson, estudiante de BYU, dijo que algo que ella ama sobre los templos es poder ir a cualquier parte del mundo y realizar la mismas ordenanzas de la misma manera.

“La razón principal por la cual vamos al templo es volvernos hacia Dios y consagrarnos a él, por lo que el medio o la presentación de una ordenanza no es tan importante a final de cuentas”, dijo Johansen.

Gerrit Van Dyk, bibliotecario de filosofía de BYU y de la historia de la iglesia, dijo que las actualizaciones en la presentación de la investidura muestra la globalización de la Iglesia y su compromiso a permitir más idiomas y un mayor volumen general de patrocinadores.

“A pesar de lo que pueda perderse en esta nueva dirección, como historiador, me alienta la dedicación simultánea de la Iglesia al registro histórico, es decir, su sincero deseo de preservar estos magníficos múrales, de cualquier manera posible, para la posteridad e investigación futura”, comentó Van Dyk.

Print Friendly, PDF & Email