Familia de estudiante matada ruega por respuestas

230
Elizabeth Elena Laguna Salgado como misionera para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Dias en Pachuca, México. Fue matada justo después de terminar la misión cuando vino a Utah para estudiar el inglés. (Foto gracias a Sara Yazmin Laguna Salgado)

Casi ocho años después de la desaparición de Elizabeth Elena Laguna Salgado, su familia todavía busca la justicia y espera mantener viva la memoria de ella.

La policía nunca han anunciado ningunos sospechosos y nunca han realizado ningún arresto, aunque su investigación todavía sigue activa.

Laguna Salgado era ingeniera y misionera retornada de México quien se mudó a Provo, Utah, el 23 de marzo de 2015 para asistir a Nomen Global, una escuela de inglés. Vivió en The Branbury por menos de cuatro semanas antes de desaparecer al caminar a casa desde la escuela el 16 de abril. Después de una búsqueda de varios años, se encontró muerta en Hobble Creek Canyon el 18 de mayo de 2018. 

Libertad Salgado Figueroa, la madre de Elizabeth, la recuerda como una niña y hermana muy amorosa y fiel. 

“Siempre fue ejemplar aquí en la casa, como era la mayor de las mujeres,” dijo. “Ella era muy dócil, muy noble. Tenía mucho amor.”

Laguna Salgado se crió en Chiapas, México. Su madre dijo que era miembro muy fiel de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y enseñaba la escuela dominical a los niños en su congregación, a quienes amaba.

“No se enojaba,” dijo Salgado Figueroa. “Hay personas que siempre están enojadas y enfadadas. Ella no era así.”

Salgado Figueroa describió cómo su hija le dijo que había decidido hacer una misión para la Iglesia.

“Un día dijo, ‘Mamá, Dios es muy grande y muy poderoso con nosotros y nos mandó realmente aquí a la tierra y debemos de estar agradecidos por eso. Le voy a dedicar dos años de mi tiempo a Dios para hacer una misión,’” dijo Salgado Figueroa.

Laguna Salgado hizo la misión en Pachuca, México, en el estado de Hidalgo. Antes de la misión, asistía al Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez y se graduó con el título de ingeniería industrial. 

“Era muy inteligente mijita para las matemáticas, para física, para química. Era muy inteligente y le gustaba mucho,” dijo Salgado Figueroa.

Después de regresar de la misión, Laguna Salgado asistía a un curso de liderazgo empresarial. Cuando terminó, decidió que quería tomar clases de inglés en los Estados Unidos.

Salgado Figueroa recuerda que su hija regresó del curso de la empresa para despedirse de su familia antes de salir para Utah. 

“Me acuerdo que me dijo, ‘Los quiero ver a mis hermanos y a ti, mamá, y a mi papá,'” dijo.

Salgado Figueroa dijo que consoló a su hija cuando salió al recordarla de que tan triste estaba la familia cuando ella salió para la misión, pero que el tiempo había pasado rápidamente. 

“Le dije así va a suceder con tu curso de inglés hija, porque nada más eran ocho meses. Le dije así nos vamos a volver a ver,” dijo. “Y pues ya ve, no doró ni un mes mi Elizabeth Elena. Ni un mes me la dejaron allá.”

Jason K. Jensen, un investigador privado quien ha sido contratado por la familia Salgado, dijo que Laguna Salgado se mudó a Provo el 23 marzo de 2015 y se metió de lleno a sus estudios en Nomen Global y su trabajo en un restaurante local. Empezó a asistir al Provo YSA 140th Ward (barrio para adultos solteros y jóvenes), aunque técnicamente se suponía que visitara a otro barrio por causa de la ubicación de su edificio de apartamentos. 

Mackey Smith, quien asistía al barrio número 140, dijo que era asignado de manera no oficial de ser su hermano ministrante, un llamamiento de la iglesia que anima a los miembros a prestar servicio y formar amistades. Él dijo que Laguna Salgado no había mudado a sus registros de membresía en el barrio antes de desaparecer, y por eso nunca fue miembro oficial del barrio.

Smith dijo que habló con Laguna Salgado algunas veces antes de su desaparición, y aunque no la conocía muy bien durante las breves semanas que vivió en Provo, ella era una persona muy amable y fiel quien siempre buscaba lo bueno en la gente.

“Se podía ver que estaba muy animada por todo,” dijo Smith. “Creía en ayudar y servir a los demás.”

Ya que Laguna Salgado estuvo en Provo por un tiempo tan corto, Smith dijo que muy pocas personas sentían que la conocían tan bien como para hablar al público y traer atención a su caso. Smith clarificó que no la conocía muy bien tampoco, pero era uno de los únicos miembros del barrio quien estaba dispuesto a hablar porque quería ayudar a traer atención al caso.

Smith dijo que el hablar del caso ha llegado a ser difícil a través de los años, pero quiere honrar a Laguna Salgado y enfocar la atención del caso en humanizar la persona que era en vez de pensar en ella como otra más persona desaparecida. 

“No quiero presumir lo que ella hubiera querido, pero mi suposición es que le gustaría ser un instrumento en servir a otra gente, aún desde el otro lado,” dijo Smith. “De lo que supe de mis conversaciones con ella, definitivamente querría que esta experiencia, tan horrible como fue, serviría como un beneficio a alguien y ayudarles a tener cuidado.”

Smith dijo que la última vez que supo algo de Laguna Salgado fue cuando le mandó un mensaje para decir que no pudo llevarla a una actividad de la iglesia porque estaba enfermo. Él dijo que su respuesta era, de modo característico, muy desinteresada y amable y que ella le dijo que esperaba que se recuperara pronto.

Sargento Spencer Cannon, el oficial de información pública de la Oficina del Sheriff del Condado de Utah, dijo que Laguna Salgado dejó la escuela a pie el 16 abril de 2015, pero no es claro si llegara a su casa. 

Su hermana Sara dijo al Deseret News que mandó un mensaje a Elizabeth más o menos a la hora que salió de la escuela, diciéndole a su hermana que la amaba y preguntando qué estaba haciendo. Elizabeth respondió a las 2:30 en la tarde que había salido de la escuela. Ese fue el último mensaje que Sara recibió de su hermana. 

Los Salgado informaron a la policía de que Elizabeth había desaparecido cuando ella dejó de leer y contestar sus mensajes. El Departamento de Policía de Provo empezó a buscarla pero no encontró ninguna pista ni información sobre que había pasado. 

El 24 de mayo de 2018, la Oficina del Sheriff del Condado de Utah publicó una declaración para confirmar que restos humanos que se habían encontrado algunos días anteriores en Hobble Creek Canyon fueron identificados como los de Elizabeth Elena Laguna Salgado. Debido a que sus restos se encontraron en territorio no incorporado, ellos se encargaron del caso en vez del Departamento de Policía de Provo.

La declaración no incluyo ninguna confirmación de la causa ni la manera de su muerte y dijo que el médico forense continuaría de identificarlos. Cannon dijo que las circunstancias de su muerte indican que fue un homicidio, y todavía están investigando activamente su muerte. 

Cannon dijo que el caso está progresando más lento que la policía esperaba. Dijo que uno de los obstáculos principales es la duración de tiempo que es necesario para procesar y probar la evidencia por ADN.

Este mapa enseña la escuela de Laguna Salgado (en azul) y su apartamento (en rojo) y el are general en el que se desapareció el 16 abril de 2015. Alguien que estuviera ahí ese día y recuerde que la viera está instado a contactar la Oficina del Sheriff del Condado de Utah.

Karra Porter, la cofundadora del Utah Cold Case Coalition, enfatizó que aunque un caso todavía no ha sido resuelto no significa que los cuerpos policiales no estén trabajando para resolverlo. 

“Creo que algunos atribuyen razones o motivos malos por los cuales un caso no se ha resuelto, y muchas veces es simplemente que las pistas y los fondos se agotaron,” dijo. “No es porque los cuerpos policiales no se preocupen por el caso.”

Porter agregó que la información del público es la clave para resolver casos como lo de Elizabeth.

“Una cosa que el público puede hacer es mantener abiertos los ojos y orejas,” dijo Porter. “Si sabes algo, aun si parezca menor, muchas veces es muy importante—contacta o los cuerpos policiales o el Cold Case Coalition.”

Jensen dijo que está particularmente interesado en información relacionada con una actividad de la estaca YSA que Elizabeth pudiera haber asistido la semana antes de su muerte. Dijo que la estaca en que estaba, el Provo YSA 10th Stake, se reunió en el parque de Kelly’s Grove al pie de Hobble Creek Canyon el domingo el 12 de abril de 2015. 

Jensen dijo que debido a que su cuerpo se encontró en Hobble Creek Canyon, es posible que esta actividad esté conectada con la muerte de Laguna Salgado.

“Alguien que estuvo en el parque, a la actividad, que recuerde a Elizabeth hablando con alguien, por favor, preséntate,” dijo. 

Cannon también invitó a la gente que estaba en Provo en 2015 a considerar si tendrían información relacionada con el caso.

“Una de las cosas que tenemos que considerar es que alguien se la llevó contra su voluntad, pero también tenemos que considerar la posibilidad de que fue llevada por alguien que conocía,” dijo. “Es posible que alguien paró y bajó la ventana, tal vez le ofreció una vuelta. Pudiera haber parecido absolutamente normal.”

Laguna Salgado estaba caminando desde Nomen Global, lo cual estaba ubicada en 400 West, justo al norte del Center Street de Provo, a la vuelta de la esquina de Hruska’s Kolaches y Pioneer Book. La policía creen que fue hacia el norte a su apartamento en The Branbury, el cual está por 449 W. 1720 North.

Miriam Judith Salgado Figueroa, la tía de Elizabeth Elena Laguna Salgado, fue visto por última vez en agosto de 2021. Alguien con cualquier información acerca del posible paradero de ella está invitado a contactar la Oficina del Sheriff del Condado de Washington. (Foto gracias a Sara Yazmin Laguna Salgado)

“Piensa en ese día, hace casi ocho años,” Cannon dijo. “Si estuvieras entre alrededor de West Center Street en Provo y 1200 North entre University Avenue y 500 West y viste una joven mujer hispana caminando, aún si parecía ser una interacción normal, si recuerdas algo de una persona que pudieras haber visto con ella o si entró en un auto, déjanos saber.”

Salgado Figueroa dijo que uno de los aspectos más difíciles del caso es que su hija pensaba que sería segura en Provo porque estaba rodeada de miembros de su misma fe. Dice que cree que es probable que quien la mató también sea miembro de la Iglesia porque su hija pasaba la mayoría de su tiempo con Santos de los Últimos Días.  

Esta no es la única tragedia que la familia ha enfrentado en años recientes; Salgado Figueroa dice que su hermana, Miriam Judith Salgado Figueroa, desapareció hace un año, y pide que alguien con información relacionada al paradero de su hermana se presente. 

“No sé si sea el mismo asesino que la vigiló. No sé,” dijo.

Alguien con cualquier información acerca del posible paradero de Miriam Judith Salgado Figueroa está invitado a contactar la Oficina del Sheriff del Condado de Washington por (435) 656-6644.

Salgado Figueroa y su familia siguen su campaña por esfuerzos para encontrar el asesino de su hija y ubicar a su hermana, aún al pasar los años. 

“No me voy a rendir,” dijo Salgado Figueroa. “Yo quiero encontrar al asesino. Sí, yo quiero justicia. Quiero justicia. Llevo años sufriendo. Llevo años sufriendo y no voy a quedar contenta hasta que ellos ven con el asesino.”

Alguien con cualquier información acerca de este caso está alentado a contactar el Departamento de Investigaciones de la Oficina del Sheriff del Condado de Utah por (801) 851-4010. 

La versión inglés de este artículo se encuentra aquí.

La familia de Elizabeth Elena Laguna Salgado espera que la policía encuentran su asesino y que lo lleve ante la justicia, pero la falta de información nueva en este caso se le hace muy difícil continuar la investigación. Alguien que quizás conociera o viera a Laguna Salgado en las semanas que precedieron su muerte está alentado a contactar el Departamento de Investigaciones de la Oficina del Sheriff del Condado de Utah. (Foto gracias a Sara Yazmin Laguna Salgado)
Print Friendly, PDF & Email