Propietarios de supermercados en Utah se resisten a hablar sobre la vacunación de sus empleados

71

Traducido por Janelle Lee y revisado por Erick Calderon

Read in English: Many Utah grocers unwilling to talk about workers’ COVID-19 vaccination

Trabajadores de Day’s Market en Provo, Utah, usan máscaras y trabajan detrás de un divisor plástico para protegerse de la exposición al COVID-19. En Utah, algunos supermercados no están dando prioridad a la vacunación de sus trabajadores. (Cassidy Wixom)

La mayoría de los supermercados en Utah no están hablando de la priorización de la vacunación de sus trabajadores. Esto a pesar de que han sido considerados trabajadores esenciales durante la pandemia.

Muchos empleados de supermercados en todo el país se sienten “olvidados” como trabajadores esenciales ya que no han sido incluidos en los planes de vacunación, según el New York Times.

Los trabajadores de supermercado están constantemente expuestos a cientos de personas todos los días. Prestan servicios fundamentales y fueron uno de los pocos servicios que no se paralizaron cuando comenzó la pandemia. Esto hizo que muchas tiendas tomaran precauciones de seguridad adicionales, como el mayor saneamiento, los equipos de seguridad adicionales, el uso obligatorio de mascarillas, y el distanciamiento social.

Algunas tiendas proveyeron sueldos temporales por héroe o por el riesgo a sus empleados durante 2020; otras, como Aldi’s o Trader Joe’s, recientemente han proporcionado incentivos para los trabajadores por recibir la vacuna contra el COVID-19.

Algunas empresas grandes, como Kroger, cerraron sus tiendas para evitar pagarle a los empleados el pago de héroe requerido por la ciudad, según CBS News.

Para algunas tiendas en Utah, la vacunación de sus trabajadores no es una prioridad.

Las principales supertiendas de Utah en el área de Provo y Orem no estaban dispuestas a hablar sobre su política para la vacunación de sus trabajadores. El Daily Universe contactó a Smith’s, Harmon’s, Macey’s, Fresh Market, Costco, Walmart, Trader Joe’s, y Sprouts Farmers Market. Algunos no respondieron en absoluto a la consulta, mientras que otros dijeron que no tenían tiempo o que no estaban interesados en una entrevista.

La Asociación de la Industria Alimentaria de Utah y el representante de Utah para Trabajadores Unidos de Alimentos y Comercio también rechazaron las solicitudes de entrevistas para hablar sobre la vacunación de los trabajadores de los supermercados de Utah.

Sin embargo, las tiendas de comestibles independientes sí estaban dispuestos a hablar sobre sus trabajadores.

Jake Gaskin es dueño de South End Market, ubicado cerca de la esquina sureste del campus de BYU. Él dijo que dejará que sus trabajadores elijan si reciben o no la vacuna.

Aunque su tienda es pequeña en comparación a las cadenas de supermercados, Gaskin dijo que ninguno de sus empleados ha acudido a él preocupado por no poder recibir la vacuna.

Mientras la mayoría de los supermercados evidenciaron grandes ganancias cuando comenzó la pandemia, Gaskin dijo que su tienda presentó pérdidas puesto que muchos estudiantes de BYU regresaron a casa.

Day’s Market en Provo experimentó un aumento en las ventas durante los primeros meses de la pandemia. El mayor desafío para ellos ha sido adquirir productos porque se sitúan en un nivel competitivo más bajo que las grandes cadenas de supertiendas a nivel nacional.

Brock Day, director de la tienda Day’s Market, dijo que han hecho su mejor esfuerzo para proveer medidas de seguridad tanto para los empleados como para los clientes. Algunos miembros del equipo de administración han recibido pago de héroe, y muchos otros trabajadores han recibido pago de COVID-19 al salir positivos en una prueba.

Él no ha priorizado la vacunación para sus trabajadores ni ha brindado ningún incentivo para que se vacunen.

Day dijo que ninguno de sus empleados ha manifestado frustración por no recibir la vacuna, por lo que piensa que está bien que los trabajadores de las tiendas no hayan sido incluidos específicamente en el plan de vacunación.

En el plan de implementación de vacunación de Utah, la elegibilidad para la vacuna ya no se basa en el tipo de empleo, sino en la edad y las condiciones médicas.

Jenny Johnson, portavoz del Departamento de Salud de Utah, dijo que esos son los individuos que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente del virus, y merecen recibir la vacuna primero.

“Para aquellos que son muy frágiles médicamente, ellos son los que necesitan la vacuna primero”, Johnson afirmó. “Esas son las personas a las que tenemos que ayudar ahora mismo”.

Si un trabajador de supermercado cumple con los requisitos de elegibilidad, entonces puede recibir la vacuna. Sin embargo, no serán priorizados para la vacunación basándose en su exposición al virus en el trabajo, dijo Johnson.

“No tiene que ver con su exposición, sino con que no están en peligro ni de hospitalización ni de muerte”, ella explicó.

Print Friendly, PDF & Email