Tras bambalinas: revista literaria del campus permite a los estudiantes vislumbrar la industria editorial

94

Traducido por Paige Mocellin y revisado por Erick Calderon

Read in English: Campus literary journal gives students a glimpse of the publishing industry

Dylan Robinson, un estudiante de inglés en BYU, dijo que no tenía idea de lo que estaba haciendo al asistir a un evento de lectura literaria el semestre de invierno pasado. Ni siquiera sabía que Inscape – la revista anfitriona del evento – había aceptado su poema para publicarlo, hasta unas pocas horas antes de que el evento diera inicio.

Él fue a la lectura por invitación de un profesor, escuchó a otros escritores compartir obras valientes y personales, y salió de ahí hambriento por más. Robinson se unió al equipo de Inscape el siguiente semestre, y – en las palabras de un poeta – eso ha hecho toda la diferencia.

Aquí está la copia más reciente de la revista Inscape con el arte de Aisha Lehmann en la portada. Inscape es una revista de arte y literatura del departamento de inglés de BYU. La revista publica obras cortas de ficción, hechos reales y poesía, así como arte visual. (Preston Crawley)

Inscape es una revista de arte y literatura del departamento de inglés de BYU. Ha publicado obras cortas de ficción, hechos reales y poesía, así como de arte visual en sus ediciones semianuales. La primera edición de la revista fue publicada en los años ’80.

La revista acepta obras durante las seis primeras semanas de los semestres de otoño e invierno y da a los estudiantes miembros de su equipo la oportunidad de probar el mundo editorial al escogerlas y organizarlas en una antología refinada.

“Es una operación”, dijo la editora jefe Rebecca Cazanave. Inscape recibe cientos de obras cada semestre, de las cuales su equipo se limita a escoger sus favoritas.

“Hay una diferencia entre un cuento corto sencillo”, comentó ella, “y un cuento corto sencillo, fresco y con una voz única, en medio de una semana en la que has leído otros quince cuentos más”.

La edición del invierno de 2020 publicó 18 obras: cuatro cuentos cortos, seis ensayos, siete poemas y una obra de arte. Esta incluye también dos entrevistas con autores profesionales.

Cualquier persona puede enviar una obra a Inscape, aun sin estar relacionada con BYU o el departamento de inglés. La editora jefe asistente, Kath Richards, envió sus primeras obras siendo una estudiante de pregrado de ingeniería.

Robinson comentó que ha notado como BYU anima a los estudiantes a escribir con el propósito de publicar sus obras, él piensa que esto les da a los estudiantes esperanza y una manera de expresarse.

“Hay una oportunidad verdadera para ser auténtico en Inscape”, aseguró Robinson. Él recuerda las obras del primer evento de literatura al que asistió como valientes e interesantes, particularmente una obra personal que alguien compartió sobre suicidio. Él dijo que Inscape se siente como un espacio seguro donde las personas comparten cosas que normalmente no expresarían, por ejemplo, desafíos de fe en BYU.

“Es chevere sentir que eres parte de algo que está ayudando al surgimiento y crecimiento de autores y artistas”, él comentó.

La editora jefe Rebecca Casanave (izquierda) y la editora jefe asistente Kath Richards (derecha) posan con la edición más reciente de la revista Inscape. (Preston Crawley)

Richards dijo que las ediciones finales son costosas de imprimir y no son muy bien distribuidas como otras revistas, pero, para ella, el valor real viene de sus interacciones con los estudiantes y el proceso creativo.

“Es una manera divertida para animar a los estudiantes a participar en ambos lados de la comunidad literaria”, ella comentó.

Cada semana, los miembros del equipo leen algunas obras. Se reunen los jueves para hablar de ellas y votar por las que quieren publicar en la edición final, anotó Robinson.

“Siempre me asombra cuánto aprendo sobre escritura creativa entre los géneros al participar en las discusiones sobre las obras”, Cazanave dijo. “Para una escritora, es interesante ver lo que pasa tras bambalinas”.

Ella dijo que hay equipos diferentes que trabajan en el proceso de producción. El equipo archivístico ha estado trabajando para poner las ediciones de los 80’s de Inscape en línea; el equipo de diseño trabaja con InDesign para organizar el libro; y los equipos de publicidad mantienen activas las cuentas de Inscape en las redes sociales. Los líderes de equipos tienen la oportunidad de obtener experiencia liderando y nutrir su currículum. 

“El tiempo que he pasado en Inscape como editora jefe me hace sobresalir entre otros porque tengo experiencia”, Cazanave dijo.

Robinson dijo que su experiencia personal al ser publicado por Inscape aumentó su confianza en sí mismo para enviar algunas obras más. Hasta ahora, ninguna ha sido escogida, pero se siente contento porque su primera obra influyó en más personas además de él.

Durante su primer semestre como voluntario, Robinson manejó la cuenta de Twitter de Inscape, ahora como líder del equipo de publicidad, se asegura de que todas las páginas en redes sociales funcionen.

“Trabajar ahí”, él dijo, “es un lugar para aprender y crecer – aprender destreza, aprender del negocio, y aprender sobre los procesos de la industria”.

Inscape estará aceptando obras para su próxima edición hasta el 15 de febrero. Los interesados pueden enterarse y enviar sus obras en el sitio web de Inscape.

Print Friendly, PDF & Email