El ‘alcance’ del argumento: Por qué es importante la Segunda Enmienda

708

Traducido por Cas Kersten y revisado por Octavio Contreras

Read in English: The ‘scope’ of the argument: Why the Second Amendment matters

La garantía de la Constitución de los Estados Unidos al derecho de portar armas ha sido un tema de conversación principal entre los estadounidenses en 2020. A medida que la incertidumbre y el miedo han plagado al mundo durante los últimos ocho meses, ha habido un aumento en las ventas de armas en todo el país, muchas de ellas a propietarios primerizos.

Austin y Danielle, una pareja joven de Utah, siempre habían hablado de tener un arma de fuego. Austin creció en una ciudad donde la posesión de armas era menos común, pero Danielle creció en un pueblo pequeño donde la posesión de armas era normal. Ambos dijeron que los eventos del 2020 les llevaron a comprar un arma de fuego.

“Siempre habíamos hablado de tener un arma”, dijo Austin. “Pensé que probablemente era importante tenerlo para defensa propia. Una vez que llegó el COVID-19, se me hizo una compra importante”.

La pareja compró el arma a principios de abril. Aunque apoyan la posesión de armas, querían mantener su apellido anónimo para evitar el estigma negativo que algunos asocian con la posesión de armas.

“Siento que mucha gente tiene una imagen mental de que los propietarios de armas no tienen educación o tienen un coeficiente intelectual bajo”, dijo Danielle. “Creo que la mayoría de los propietarios de armas son responsables y sólo las quieren para fines recreativos y de autodefensa, pero algunas personas piensan que son campesinos locos”.

Los dos citaron el caso de los incendios forestales de Orem a mediados de octubre, que fueron causados por prácticas de tiro en un campo de tiro local. También mencionaron algunas otras razones por las que no querían ser etiquetados como “propietarios de armas”.

“Queríamos permanecer anónimos porque no queríamos que nos atacaran por nuestras creencias políticas o porque decidimos tener un arma”, dijo Austin. “Mantener el anonimato es una opción segura. Esa es la razón por “a que compré un arma: es algo para proteger a mi familia y mantenernos seguros”.

Aunque algunos estadounidenses han intentado restringir la posesión de armas, para muchos otros es un derecho apreciado por el que se esfuerzan para proteger. Según The New York Times, la demanda de armas ha aumentado desde el inicio de la pandemia en marzo y no ha disminuido en todo el año. El Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes Penales (NICS, por sus siglas en inglés) calculó que se solicitaron aproximadamente 28 millones de verificaciones de antecedentes desde enero hasta finales de septiembre.

Las verificaciones de antecedentes de armas han aumentado bastante durante el transcurso de los últimos 20 años. Si bien no todas las personas que reciben verificaciones de antecedentes reciben armas, estos datos muestran una mayor demanda de armas de fuego (Nathan Wanlass).

Jeffrey Denning, un detective de la policía de Salt Lake City, imparte clases de seguridad con armas de fuego para grupos privados. Ha visto un aumento drástico en personas que desean ejercer sus derechos de la Segunda Enmienda.

“El dueño de una tienda de armas dijo que el día después del terremoto de Utah que aconteció el 13 de marzo, él vendió la mayor cantidad de armas que jamás había vendido”, dijo Denning. “Después de eso, las ventas empezaron a subir hasta el techo. Los números de venta están fuera de serie”.

De acuerdo con los datos reportados por el NICS, la primera subida (de 3.7 millones de verificaciones de antecedentes) en la demanda de armas de fuego ocurrió en marzo, probablemente debido a la pandemia. La segunda subida (de 3.9 millones de verificaciones de antecedentes) fue mayor y ocurrió en junio, justo después de que comenzaran los disturbios civiles en las principales ciudades estadounidenses.

“Las personas deberían protegerse a sí mismas, tanto individual como colectivamente”, dijo Denning. “Deberíamos preservar nuestras libertades, ya que nos permiten ejercer el albedrío y vivir en una tierra de libertad”.

Las clases de capacitación sobre armas de fuego cubren una variedad de temas. Estas pueden incluir la conciencia sobre el suicidio, las posiciones y los agarres adecuados de armas de fuego, y la importancia de los permisos de cargo escondido (Nathan Wanlass).

Denning dijo que si bien las armas de fuego son ciertamente buenas para la protección personal, la razón por la que la Segunda Enmienda se considera un derecho es más compleja que eso.

“La Segunda Enmienda se incluyó en la Constitución para que el gobierno no pudiera dominar”, dijo Denning. “Es para proteger a la gente contra las usurpaciones del gobierno. Las Enmiendas se desarrollaron debido a lo que vieron los padres fundadores en otras partes del mundo”.

La mayoría de los historiadores coinciden en que esta fue la premisa de la Segunda Enmienda. Pero algunas personas se han vuelto cada vez más cautelosas ante los peligros potenciales de una población armada. Debido a este temor, en los últimos años ha habido un acalorado debate sobre si se debe actualizar o reformar la Segunda Enmienda.

Profesora asistente de filosofía política Lucy Williams dijo que el conflicto fue más notable en el caso D.C. v. Heller, que tomó la Corte Suprema en 2008.

Siendo necesaria una Milicia bien organizada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a poseer y portar Armas, no será infringido. -La Enmienda II

“Por un tiempo, hubo un debate sobre si la cláusula preliminar ‘Una milicia bien organizada es necesaria para la seguridad de un Estado libre’ tenía la intención de limitar el derecho a portar armas o si simplemente explicaba por qué el derecho es importante”, explicó Williams. “El debate ahora está resuelto en gran parte”.

Williams dijo que las personas que quieren reformar la Constitución propusieron que ella sólo proteje el derecho a portar armas en relación con el servicio militar. Las personas que tomaron la otra posición defendieron que el derecho no estaba relacionado con el servicio militar. La Corte Suprema se puso del lado de la última posición.

Tras la decisión de la Corte Suprema, parece que el debate ha cambiado. En lugar de preguntar si se debe permitir que las personas tengan armas de fuego, el debate se centra en si el gobierno tiene la capacidad de regular y restringir el ingreso de armas específicas a la esfera pública.

Esta amenaza de regulación potencial ha puesto nerviosos a algunos estadounidenses, y los políticos conservadores dicen que la Segunda Enmienda está ‘bajo ataque’ o que ‘se desaparecerá’ debido a sus oponentes políticos. Williams dijo que esto no es probable.

“Aunque el alcance (de la Segunda Enmienda) cambie, es difícil imaginar que el derecho sea eliminado por completo”, dijo Williams.

Aunque la reforma ocurra en el futuro, más personas están haciendo uso de su derecho de la Segunda Enmienda. La demanda para las verificaciones de antecedentes, la compra de armas por primera vez y las clases de capacitación está aumentando. Queda por ver si las ventas de armas tendrán una tendencia a la baja en un futuro próximo.

“Si no has tenido un arma durante los últimos 70 años y solo estás interesado en tenerlo porque tienes miedo, no hay razón para comprarlo ahora”, dijo Denning. “Vas a estar bien”.

A pesar de esto, Denning dijo que las personas que hayan considerado comprar un arma y quieran educarse deberían hacerlo. 

“Es ignorante e imprudente no tener un plan de preparación y protección”, dijo Denning. “Puedes pensar todo el día que algo no sucederá ‘aquí’ o ‘a ti’, pero si sucede, no estarás preparado”.

Print Friendly, PDF & Email