Estudiantes y facultad del Departamento de Ciencias Políticas en BYU reaccionan a la declaración de Mitt Romney

60

Traducido por Nicole Coello y revisado por Octavio Contreras

Read in English: BYU political science students, faculty react to Mitt Romney statement

Sen. Mitt Romney, R-Utah, habla durante la junta de negocios del Senado de Seguridad Social y el Comité de Asuntos Gubernamentales que fue llevada a cabo el miércoles, 16 de septiembre del 2020, en Washington. Romney recientemente precipitó extensos debates después de haber llamado el presente estado de la política Americana “vil” y “llena de odio” el martes, 13 de octubre del 2020 (AP Photo/Manuel Balce Ceneta)

Sen. Mitt Romney llegó a los titulares el día martes después de haber llamado el presente estado de la política Americana “un pantano vil, injurioso y lleno de odio que es impropio de cualquier nación libre”.

En una declaración a través de Twitter, Romney se dirigio a los lideres de ambos lados del espectro político escribiendo, “es momento de bajar la intensidad”. La declaración de Romney ha obtenido más de 61,000 “me gusta” y 32,000 comentarios en Twitter hasta el jueves por la tarde provocando mucho debate entre personas de todas las afiliaciones políticas deseosas de opinar.

Miembros del departamento de las Ciencias Políticas de la comunidad de BYU añadieron sus voces a la discusión y examinaron más a fondo el tiempo y los motivos detrás de los comentarios de Romney.

“Yo creo que el mundo de la política es muy dividido”, dijo Sam Crofts, presidente de los Republicanos en la Universidad de BYU. “Han habido muchas emociones arrastradas dentro del ambiente político por medio de ambas partes y eso puede llevarnos a una mentalidad de ‘nosotros contra ellos'”.

“Pero no creo que sea algo nuevo”, añadió Crofts. “Yo creo que eso ha estado ocurriendo en la política Americana desde el comienzo. Así que encuentro su tiempo un poco sospechoso. Creo que el senador Romney a veces puede ser oportunista con el momento en que hace sus declaraciones”.

Abigail Ryan, co-presidenta de los Demócratas en la Universidad de BYU estuvo de acuerdo, señalando que faltan solo unas semanas para el día de las elecciones. Ryan ve la declaración como un “empujón de último minuto” para convencer a cualquier votante indeciso de que vote por los demócratas, o al menos no por el presidente Trump.

“Si bien se dirige críticamente a ciertos líderes demócratas como Nancy Pelosi, al mismo tiempo condena constantemente a Trump”, dijo Ryan. “Entonces, definitivamente está tratando de llegar a los republicanos que se sienten frustrados por lo que ven en la izquierda, pero igualmente frustrados por lo que ven dentro de su propio partido”.

Ryan siente que Romney, quien no ha dado su respaldo presidencial a Donald Trump ni a Joe Biden, está lejos de ser el único líder Republicano prominente molesto con el comportamiento del presidente. Aunque Romney ha sido más directo hacia Trump que la mayoría, Ryan cree que Romney está tratando de dejar en claro su empatía hacia otros líderes que comparten sentimientos similares.

Con respecto a los comentarios de Romney sobre el aumento de polarización del sentido político, Ryan siente que él “le dio justo al clavo”.

Richard Davis, un profesor de ciencias políticas en BYU quien se especializa en política Americana, cree que al hacer un llamado de atención a los representantes Demócratas y Republicanos, Romney hizo un “movimiento muy necesario”.

“Los políticos han sido prestos en criticar al otro partido político por sus acciones incivilizadas, pero no a gente de su propio partido”, dijo Davis. “Sen. Romney señaló de manera justa que el Presidente Trump ha sido una gran fuerza negativa de incivilidades desde que se postuló en el 2016. Él ha vulgarizado el discurso político y ha dividido a la nación”.

Mientras Davis reconoció que Romney pudo haber hecho la declaración con la esperanza de influenciar la próxima elección, él también se pregunta si puede que Romney haya alcanzado su punto de quiebre.

“Puede que él esté cansado de la incivilidad”, dijo Davis. “Puede que haya visto la Conferencia General (de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) y decidió que necesitaba defender su posición”.

Crofts espera que la declaración pueda tener algún efecto en moderar el clima político y ayudar a ambos lados del espectro a ver la importancia de trabajar juntos. Él siente que para que alguien esté dispuesto a escuchar, Romney debe mostrar su propia voluntad de trabajar con quienes lo rodean.

“No importa donde mires en el mundo de la política, la gente tiene el mismo objetivo final”, dijo Crofts. “Ellos solo tienen diferentes maneras de llegar allí. Entonces, no sé si la declaración de Romney necesariamente ayudará a unir a la gente. Pero es importante el hacer un llamado de atención hacia las divisiones si tú mismo puedes ser un ejemplo de unificación”.

Print Friendly, PDF & Email