¿Su propietario le puede obligar a firmar una exención de responsabilidad del COVID-19?

35

Traducido por Brett Snow y revisado por Nastacha Alvarado

Read in English: Can your landlord require you to sign a COVID-19 liability waiver?

La pandemia del coronavirus ha provocado una discusión sobre los derechos de propietarios y arrendatarios. Exenciones de responsabilidad del COVID-19 son el nuevo acontecimiento en esta discusión. (Preston Crawley)

Ambos los inquilinos y propietarios han sido fuertemente afectados por causa del coronavirus, pero la pregunta es, ¿dónde terminan los derechos de un grupo y dónde empiezan los del otro?

Ésta es una pregunta que la comunidad de BYU ha tenido desde el semestre de invierno 2020, cuando estudiantes pidieron que se les permita salir de sus contratos después de volver a casa como resultado de la pandemia. 

Ahora, tras el inicio de clases del semestre de otoño, hay un interés más alto en el asunto. Redstone Residential, quien administra algunos apartamentos para estudiantes, ha mandado un exención de responsabilidad a todos sus inquilinos, incluyendo aquellos que no son estudiantes de BYU. 

La exención verifica que el arrendatario ha revisado y entiende todas los pautas del CDC, y que el arrendatario reconoce que Liberty Square, un apartamento administrado por Redstone Restidential, no puede garantizar que los residentes no se enfermen o sean expuestos al COVID-19.  

“Es la responsabilidad del mismo residente asegurar que su condición física es apta para los riesgos de salud que se puedan encontrar mientras estén en el apartamento”, lee la exención.

Redstone_Fall-2020-COVID-Liability-Waiver

Una vocera oficial de BYU, Carri Jenkins, dijo que la Oficina de Viviendas Contratadas está consciente de la situación y que el anexo del contrato no contradice los términos del contrato estándar.

“Aunque la Oficina OHN no puede dar consejos legales a los estudiantes ni a los propietarios, exhortamos a los estudiantes que tengan disputas con la exención o con su contrato, a que se acerquen al Centro para Paz y Resolución de Conflictos de BYU, donde el asunto se puede mediar o arbitrar”, explicó Jenkins.  

Una declaración de Redstone Residential demuestra las dificultades que han enfrentado los propietarios y compañías de administración durante la pandemia y el motivo para la exención. 

“Ya que una pandemia generalmente no se considera en los contratos propietarios, han habido preguntas sobre la integridad de los contratos y la responsabilidad del dueño del apartamento”, dice la declaración. “El anexo del contrato es un simple relevo de responsabilidad que toma en cuenta estas consideraciones y recuerda a los inquilinos que el mantener su salud es su responsabilidad”.

Según el sitio web de la Asociación de Apartamentos de Utah, cuyos miembros consisten de propietarios y administradores de más de 110,000 propiedades en todo Utah, los arrendadores no pueden usar el coronavirus para exigir de su administración más de lo que el contrato incluye. 

Por ejemplo, los propietarios no tienen la obligación de informar sobre nuevos casos o publicar avisos de información sobre el coronavirus.

A pesar de que los propietarios no tienen que proveer suministros de limpieza o desinfectar espacios comunes, la Asociación de Apartamentos de Utah lo sugiere como la mejor práctica para prevenir la propagación de la enfermedad. 

De igual manera, la asociación exhorta a propietarios y compañías de administración a restringir el uso de sus oficinas y clubes, considerar cerrar sus gimnasios, cancelar fiestas u otras reuniones patrocinados por la administración, y a cancelar o disuadir contra el uso de amenidades para reencuentros grandes.

“Aunque los dueños pueden aumentar la desinfección de áreas comunes, es la responsabilidad de cada arrendador seguir las pautas del CDC y la práctica de alejamiento social mientras estén dentro de su edificio y fuera de la propiedad”, dice la declaración de Redstone Residential.

Jordan Hamann, un alumno de BYU estudiando geografía, vive en Arcadia Apartments, una propiedad de Redstone. Él dice que espera que fuera una manera para que los estudiantes influenciaran las instituciones y políticas que afectan a las viviendas en Provo. Su reacción a la exención fue resignación. 

“No es enteramente incorrecto, pero es un recuerdo áspero de los problemas que la pandemia presenta a los estudiantes y propietarios. ¿Exactamente cuáles son las opciones para los alumnos de BYU que se quedan en esta área? ¿Acaso no somos una audiencia cautiva?” dice Hamann. “Lo sabía cuando empecé a estudiar aquí, pero ¿quién dice que tiene que ser tan problemático?”

Print Friendly, PDF & Email