El presidente de BYU comparte sus esperanzas para la universidad, y anima hacia la seguridad del campus

49

Traducido por Abish Lopez Torres y revisado por Jair Barberán

Read in English: BYU president shares his hopes for the university, encourages campus safety

Las restricciones en el campus prohíben la entrada al Marriott Center para los devocionales y foros de este semestre, por lo que los estudiantes vieron el discurso del Presidente Kevin J Worthen vía transmisión en vivo. (Ilustración por Preston Crawley)

El presidente de BYU, Kevin J Worthen, tiene cuatro esperanzas y una advertencia para la universidad en el comienzo de un año escolar inusual.

“Yo espero que cada uno de ustedes se mantenga seguro y saludable”, manifestó en un discurso devocional. “Estamos en medio de una pandemia y eso requiere que hagamos algunas cosas diferentes. Lo más importante, es que debemos estar dispuestos a observar las regulaciones e instrucciones de seguridad, a lo cual cada uno de nosotros se ha comprometido a cumplir.”

Hasta el 7 de septiembre, BYU ha reportado 128 casos durante el semestre de otoño. El presidente Worthen animó a los estudiantes y a la facultad a que se mantengan seguros y saludables. Esa postura fue reforzada visualmente con el hecho de que él habló en el Marriott Center pero ante una audiencia totalmente remota que lo vio por medio de una transmisión.

“Si vamos a continuar con cualquier instrucción cara a cara, cada uno de nosotros debe ser más cuidadoso en lavar nuestras manos, usar una mascarilla, mantener el distanciamiento social y evitar reuniones donde estas cosas no se practican”.

Su segunda esperanza es que la comunidad universitaria descubra, o redescubra, el gozo de descubrir “para que experimenten más plenamente la iluminación y la energía que provienen de aprender la verdad por medio del estudio y de la fe”.

“Aunque es a veces difícil de creer, el aprendizaje puede ser una experiencia vivificante y edificante, incluso cuando — o quizás especialmente cuando — es agotador. Puede ser gozoso, particularmente cuando es facilitado por el Espíritu Santo.”

Su tercer esperanza es que cada miembro de la comunidad de BYU tenga un sentido de pertenencia. “Yo espero que cada uno de nosotros pueda desarrollar una amorosa y genuina preocupación por el bienestar de todos los hijos de Dios, sin importar su raza, género, orientación sexual, u otros rasgos distintivos, cada una de las cuales es secundaria para nuestra identidad común como amados hijos espirituales de Padres Celestiales”.

“Yo espero que podamos aprender a tener conversaciones difíciles sin ser problemáticos, porque ese tipo de conversaciones, mantenidas en amor, serán necesarias si nosotros queremos ser una verdadera comunidad de Sión”, dijo el Presidente.

Él dijo que su cuarta esperanza es la más importante. “Yo espero que en el próximo año cada uno de ustedes pueda sentir en una manera más plena, el amor de Dios por ustedes individualmente. En esos momentos en que se pregunten si le importan a alguien — o si le deberían importar a alguien — les invitó a preguntar a Dios qué es lo que Él piensa de ustedes — lo que Él realmente piensa de ustedes”.

Presidente Kevin J Worthen hablando en el devocional de BYU el Martes, 8 de septiembre. (BYUtv)

La Hermana Peggy Worthen también habló en el devocional para comenzar el nuevo año escolar. Ella habló sobre la importancia de nuestros registros y de la fe. Compartió que al guardar un diario y leer de nuevo sus experiencias, ha visto aumentar su fe. “Cuando nos dirigimos hacia nuestro Padre Celestial, nuestra fe incrementa, aún en medio de las pruebas de la vida. Y cuando nuestra fe aumenta, nuestro valor para enfrentar los desafíos también lo hace”.

Print Friendly, PDF & Email