Encuesta: Trump carece de apoyo por parte de jóvenes Santos de los Últimos Días

96

Read in English: Trump unpopular among BYU-educated Millennials, Latter-day Saints

Traducido por Cody Harrison y revisado por Octavio Contreras

El presidente Donald Trump escucha durante una reunión con líderes hispanos en el Cabinet Room, el jueves, 9 de julio, 2020, en Washington. (AP Photo/Evan Vucci)

Una encuesta reciente realizada por un profesor de BYU muestra que la mayoría de ‘milenials’ y miembros de generación Z educados en BYU no piensan votar por Donald Trump en noviembre.

Jacob Rugh, profesor de sociología, encuestó casi 400 de sus ex-alumnos, todos, entre edades de 18 a 39. Encontró que solo 22% de los encuestados dijeron que votarían por Donald Trump y 52% escogerían a Joe Biden. El otro 26% no se decidía aún.

“Aunque no es probable que la mayoría de Utah votaría por un demócrata en la elección de 2020, ni un subgrupo de jóvenes educado en BYU — ni hombres (33%), ni blancos (23%), ni mileniales mayores (26%), ni siquiera republicanos (49%) — demuestran apoyo mayoritario por Trump en 2020”, declaró el reporte de Rugh.

Datos recopilados en mayo de 2020 por una encuesta realizado por Jacob Rush, un profesor de BYU. Los datos demuestran que la mayoría de mileniales y miembros de la generación Z educados en BYU no van a votar por Donald Trump en la elección que viene. Los resultados fueron clasificados por género y partido de registro para representar mejor la población de BYU. (Karina Andrew)

Este estudio, el cual consiste de casi completamente de miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, representa un extremo de la brecha política que existe entre las generaciones dentro de la Iglesia.

Jana Riess, autora de “The Next Mormons: How Millennials are Changing the LDS Church”, reportó en un artículo por Religion News Service que solo 48% de los Santos de los Últimos Días entre 18 a 29 años de edad aprueba al Presidente Trump, en comparación con el 74% de los miembros de la Iglesia mayores de 64 años.

Según Rugh, esas diferencias generacionales son significantes.

“La investigación demuestra que el efecto del año de nacimiento a través de decisiones de votación anticipada durante tiempos históricos como las presidencias de FDR o Reagan tienen efectos duraderos, a menudo permanentes, en las decisiones de voto por el resto de la vida de los votadores”, escribió Rugh. “En pocas palabras, es seguro asumir que algunas de las diferencias que vemos entre los votadores de los mileniales/generación Z y votantes mayores educados en BYU, en su mayoría SUD, pueden durar toda la vida”.

Los resultadoes de la encuesta de Rugh reflejan datos nacionales que también explican las tendencias anti-Trump entre algunos miembros de ciertos grupos demográficos.

Miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias

Una encuesta de Democracy Fund + UCLA Nationscape muestra que 55% de Santos de los Últimos Días están de acuerdo con la manera en como Donald Trump esta manejando su presidencia. Aunque eso es la mayoría todavía, el apoyo para Trump ha estado bajando gradualmente entre miembros de la Iglesia.

En un artīculo del blog para la Democracy Fund Voter Study Group, investigador Daniel Cox escribe sobre similitudes politicas entre los Santos de los Últimos Días y protestantes evangélicos blancos. En las elecciónes presidenciales de 2004, 2008 y 2012, los patrones de votación de los dos grupos fueron casi idénticos. Sin embargo, en 2016, los miembros de la Iglesia se divergieron considerablemente de los evangélicos. En 2016, Trump obtuvo 81% de los votos de los evangélicos y solo 61% de los votos de los miembros de la Iglesia, dijo Cox.

El promedio de las encuestas nacionales de FiveThirtyEight demuestra una tendencia descendente más reciente para Trump en otra población mayoritariamente miembros de la Iglesia. En Utah, la ventaja de Trump sobre el candidato demócrata Joe Biden ha reducido de 19% a 7.8% a principios de julio, según los datos de FiveThirtyEight.

Aunque no todos los residentes de Utah son miembros de la Iglesia, una encuesta de Utah Policy Center indica que no solo los no miembros de la Iglesia son responsables por la brecha descendente. Los datos de la encuesta demuestra que 4 en 10 miembros de la Iglesia en Utah desaprueban del presidente.

Cox le dijo a El Daily Universe que algunas posibles razones de la disminución de la popularidad de Trump entre los miembros de la Iglesia incluye su “método divisivo de la política”, “retórica incendiaria”, y su tendencia a “demonizar oponentes”.

Cox también formuló la hipótesis que aspectos cuestionables de la vida personal del presidente, como su presunta conducta sexual inapropiada, disuadirían a los votantes miembros de la Iglesia, quienes son orientados a la familia.

Mujeres

Un subgrupo Santo de los Últimos Días en particular ha indicado su desaprobación por el presidente. Los resultados de Rugh indica que mujeres jóvenes educadas en BYU tienen opiniones menos favorables de Trump coinciden con otros estudios sobre los votantes de los Santos de los Últimos Días.

“Trump tiene un rendimiento inferior entre las mujeres republicanas mormonas, quienes deberían ser una base confiable para él, como lo han sido para los presidentes republicanos anteriores”, Riess escribió en un artículo para Religion News Service.

Riess corroboró la declaración con datos de estudios recientes de Democracy Fund + UCLA Nationscape y el Pew Research Center, mostrando que las mujeres Santos de los Últimos Días tienen muchas más probabilidades de desaprobar a Trump que los hombres Santos de los Últimos Días.

Refiriéndose a su propio estudio, en el que los hombres encuestados tenían casi tres veces más probabilidades de apoyar a Trump que las mujeres, Rugh calificó la división entre los géneros como “notable”.

Rugh atribuyó esta brecha de géneros a la proyección “cáustica” de la masculinidad de Trump y su personalidad del “tipo duro”.

“Ese es el tipo de personalidad que él proyecta, y una vez más, aunque juega bien entre algunos grupos, en particular hombres blancos mayores y aquellos sin un título universitario, realmente repele muchas mujeres, incluso mujeres mormonas”, dijo Cox .

Republicanos

Aunque el presidente generalmente tiene calificaciones de alta aprobación entre miembros de su propio partido, algunos republicanos han roto el molde. Solo 49% de los republicanos encuestados por Rugh dijeron que van a votar por Trump en 2020. De los encuestados quienes votaron por Trump 2016, solo el 61% indicó que volverían a hacerlo.

En 2018, la ex-presidente de BYU College Republicans, Madison Barr, dijo a The Atlantic que la retórica del presidente no alínea con lo que ella considera ser los verdaderos valores de los republicanos.

Otros miembros del club quizás se sentían igual, ya que la “membresía en el club (BYU College Republicans) disminuyó constantemente durante 2016, en gran parte porque la gente quería distanciarse de Trump”, informó The Atlantic.

Samuel Crofts, actual presidente de BYU College Republicans, dijo a El Daily Universe que también ha visto gente disgustarse con la política conservadora como resultado de la presidencia de Trump.

Incluso entre los que siguen afiliados al partido, dijo Crofts, existe una amplia variedad de ideologías y puntos de vista que caben adentro de la marca de “republicano”, por lo tanto, hay muchas opiniones diferentes del presidente dentro del partido

Esas diferencias adentro del partido es bueno, según Crofts, porque van contra de la norma híperpartidista.

“Soy fanático de que formen sus propias (opiniones) sobre muchos asuntos diferentes de política, y pienso que pueden ver eso much en BYU”, dijo él. “Hay mucha variedad y muchos diferentes tipos de republicanos”.

Print Friendly, PDF & Email