Ex-atletas de BYU agregan sus voces al movimiento de ‘Black Lives Matter’

112

Read in English: Former BYU athletes add their voices to the Black Lives Matter movement

De Josh Carter y Caleb Turner

Traducido por Olivia Eggleston y revisado por Oscar Contreras

Jamal Willis, Kalin Hall, Batchlor Johnson y Yoeli Childs se encuentran entre los atletas de BYU más recientes a agregar sus voces al movimiento de ‘Black Lives Matter’ (Las Vidas Negras Importan).

El 16 de Junio, alumnos de BYU fútbol americano Willis, Hall y Johnson tomaron turnos hablando al equipo de fútbol americano de la escuela secundaria de Maple Mountain sobre el reconocimiento y la superación del racismo en la sociedad de hoy.

Johnson, un estudiante actual de posgrado en comunicaciones en masa de BYU, habló primero, alentando al equipo a no tener miedo de hacer preguntas incómodas para llegar a estar más informados sobre el clima racial actual.

“Yo se que muchos de ustedes quizás se sienten incómodos al preguntar o compartir sus puntos de vista”, dijo Johnson. “No importa que sean sus pensamientos o sentimientos, quiero que puedan hablar y ser abiertos. La cosa más importante es que tengan esas conversaciones”.

Batchelor Johnson se dirige al programa de fútbol americano de la escuela secundaria Maple Mountain sobre el reconocimiento y la superación del racismo el 16 de Junio 2020 (Preston Crawley)

Johnson instó a los alumnos de la escuela secundaria a ser proactivos en sus esfuerzos a entender el significado de la reciente protesta nacional en contra la brutalidad policial y el racismo.

“Hay mucho que está pasando ahora y ustedes tienen la responsabilidad de aprenderlo por su cuenta”, explicó Johnson. “Puedo darles este discurso dramático y estar involucrado emocionalmente pero al fin del dia depende de ustedes”.

El ex-corredor de BYU y de la NFL, Jamal Willis, se dirigió al equipo a continuación, basándose en experiencias personales para destacar las luchas que enfrentó como afroamericano que creció en los años 80s y 90s. Willis, que tenía ofertas de becas de una amplia variedad de programas de fútbol americano de primer nivel cuando se graduó de la escuela secundaria, admitió que era escéptico acerca de venir a Provo debido a la poca cantidad de afroamericanos que asistían a BYU.

“Personas en mi comunidad me dijeron,´Cómo te atreves a aceptar una beca a BYU, con todas las personas blancas allá. No van a aceptarte´”, comentó Willis.

Sin embargo, el padre de Willis dijo que tenía un “buen sentimiento” sobre BYU y eventualmente convenció a Willis a comprometerse con los Cougars. A pesar de su escepticismo inicial, Willis relató varias instancias cuando las personas que conoció en Provo hicieron todo lo posible para ayudarle a sentirse amado y aceptado. 

Jamal Willis comparte sus ideas con el equipo de fútbol americano de la escuela secundaria Maple Mountain el 16 de junio 2020 sobre lo que se requiere para superar problemas raciales. (Preston Crawley)

Uno de esos casos vino durante el primer año de Willis en el primer día de su clase del Libro de Mormón. Willis se sentó en el fondo del cuarto sintiéndose solo y fuera de lugar. Justo cuando la clase iba a comenzar, la esposa del ex-entrenador de fútbol americano de BYU LaVell Edwards, Patti Covey Edwards, se levantó de su asiento en el frente del cuarto, encontró a Willis y exclamó en frente de la clase, “¡Jamal! ¡Aquí tengo un asiento para ti!” 

“Ella se quedó conmigo en esa clase por todo el semestre”, dijo Willis. “Ella ya tenía su título. La única razón que ella se quedó era porque se preocupaba por mi”.

Willis invitó a los jugadores a mirar atrás en instancias similares en sus propias vidas y ayudar a otros a sentir el mismo tipo de amor.

“Lo que quiero decirles ahora es no cambien quienes son. No traten a las personas de manera diferente, solo ámenlas aún más”, remarcó Willis. “Obviamente el entendimiento de culturas diferentes es muy importante, pero a lo que realmente se reduce es tener amor real y genuino”.

Kalin Hall (izquierda) se encuentra con su ex-compañero de equipo Jamal Willis mientras hablando al programa del fútbol americano de la escuela secundaria Maple Mountain sobre el clima racial de hoy. (Preston Crawley)

Kalin Hall, ex-compañero del equipo de fútbol americano BYU de Willis, padre Jaren Hall el actual pasador, concluyó el evento con algunos de sus propios pensamientos. Repitiendo los comentarios de Willis, Hall dijo que cree que la solución para superar injusticias raciales en la sociedad de hoy es desarrollando amor el uno por el otro.

“Solo piensen sobre cómo les gustaría que otros les traten”, comentó Hall. “Es tan simple como eso. Tienen que amar a todos”.

Yoeli Childs comparte sus pensamientos por Instagram

El alero estrella del baloncesto de BYU, Yoeli Childs, quien recientemente concluyó su carrera como Cougar en marzo, compartió sus pensamientos y experiencias en una publicación de Instagram el 16 de junio, incluyendo historias de encuentros que él y su hermano menor tuvieron con la policía mientras crecieron en Utah.

“Al crecer en Utah, primero me di cuenta que la gente me miraba diferente desde una edad temprana. A donde quiera que iba la gente me miraba a mi y a mi hermano menor”, dijo Childs.

Continuó contando historias detalladas de su adolescencia, comenzando a la edad de 11 cuando una mujer se apresuró a cerrar su auto cuando él la pasó en el estacionamiento de una tienda de comestibles. También lo siguieron en una tienda y lo acusaron de robo y la policía lo detuvo e interrogó mientras estaba en BYU porque el oficial no creía que el auto le pertenecía a Childs.  

Su hermano, Masay Childs, tuvo un encuentro mucho más dramático con la policía cuando múltiples oficiales lo esposaron e interrogaron a punta de pistola porque su auto “encajaba una descripción”.

“Estas son experiencias que casi todas las personas negras enfrentan en todo el país”, explicó Childs. “Todos saben que todas las vidas importan pero no todos saben que las vidas negras importan. Las vidas negras han sido tratadas con menor importancia en toda la historia de nuestro país. Somos vistos como amenazas y criminales por tradiciones pasadas, las que han pasado por generaciones”.

Danielle Jardine
Yoeli Childs ejecuta un tiro libre contra UVU el 29 de nov. 2017. Childs compartió una publicación detallada por Instagram el 16 de junio sobre sus pensamientos y experiencias con racismo al crecer en Utah. (Danielle Jardine)

Childs mencionó la existencia de un racismo sistémico, tanto “visible” como “invisible”, específicamente en aplicación de la ley americana y la justicia criminal. Señaló a la brutalidad policial y los asesinatos como razones principales por las que las personas en todo el país están “enojadas, heridas y desesperadas por el cambio”. Él mencionó una cita de Martin Luther King Jr. que dice, “disturbios son el lenguaje del inauditos”, y explicó cómo las protestas, en sus muchas formas, pueden conducir a un cambio significante.

“No quiero ver violencia, y no, no abogo por destrucción”, aseguró Childs. “Pero el mensaje que las vidas negras importan, y que el cambio es necesario, necesita ser escuchado”.

Childs terminó su declaración repitiendo muchas de las mismas ideas de Johnson, Willis y Hall instando otros a escuchar, a educarse a sí mismos, a tener empatía y una voluntad de cambiar.

“No hay vergüenza en no saber cosas o no sabiendo qué hacer”, dijo Childs. “El problema viene cuando empiezas a aprender que hay un problema y eliges a estar ciego”.

Print Friendly, PDF & Email