Solicitud de visa de trabajo para estudiantes durante una pandemia

104

Read in English: Applying for a student work visa during a global pandemic

Traducido por Emily Hoy y revisado por Diego Calderón

Nota del editor: Aaron Fitzner trabajó como editor deportivo para el Daily Universe durante 20 meses hasta que se graduó de BYU con una maestría en comunicaciones el 24 de abril. Ha pasado los últimos cinco años en los Estados Unidos como estudiante internacional de Canadá.

El editor de deportes del Daily Universe Aaron Fitzner levanta su pasaporte canadiense.  Ha pasado los últimos cinco años en los Estados Unidos como estudiante internacional de Canadá. (Marissa Liu)

Se suponía que la primavera y el verano del 2020 serían algunos de los momentos más emocionantes de mi vida — mi prometida iba a hacer un viaje de despedida de soltera a California, celebraría mi maestría con mi familia que no había visto desde Navidad, me iba a casar en junio antes de irme a Hawai de luna de miel y finalmente podría trabajar tiempo completo en los Estados Unidos. Todas estas son grandes logros para una persona del norte de Canadá.

El mundo deportivo se detuvo abruptamente el 12 de marzo, propagando conmociones que se sientieron por todo el mundo, así como dentro de mí, cuando todos comenzamos a darnos cuenta de la gravedad de esta pandemia. Hasta este punto, no estaba pensando mucho en los planes de inmigración o boda, y mi devastación no fue mucho más profunda que mi tristeza por no ver a Connor McDavid hacer que los defensores actuales de la NHL parecieran siquiera que estuviesen patinando, o la molestia al no poder ver a los Toronto Raptors hacer su recorrido y llegar a la post-temporada. Mi visión estrecha no pudo ver mucho más allá de eso.

A medida que las cosas se pusieron más serias y los pedidos de trabajo desde el hogar se convirtieron en la norma para aparentemente todas las empresas no esenciales, la cuestión de nuestra boda entró en juego. Finalmente, tomamos la difícil decisión de posponerlo por un año porque sabíamos que una boda de junio simplemente no iba a funcionar.

Esto fue difícil para mí porque, como estudiante internacional extremadamente extrovertido, tengo amigos cercanos en todos los lugares en los que he vivido durante mi tiempo como estudiante universitario: el norte de Canadá, Salt Lake City, Minnesota, Nashville y Provo. Esta habría sido la primera vez que todos mis amigos cercanos y mi familia estuvieran en la misma ubicación geográfica al mismo tiempo.

Al final del día, con todo cancelado, estaba agradecido de no estar solo en esta situación. Después de todo, habían muchas personas que no celebrarán sus bodas en las fechas deseadas, e incluso más personas con planes de graduación alterados o cancelados. Me alegro en saber que sin importar qué, tuve la suerte de seguir trabajando y tener un trabajo que probablemente me permitiría trabajar desde casa durante esta pandemia.

Los estudiantes internacionales no son como los ciudadanos estadounidenses, bueno, en muchos sentidos, pero específicamente cuando se trata de la legalidad de tener un trabajo y trabajar con obstáculos de inmigración. Los estudiantes internacionales no pueden trabajar fuera del campus sin solicitar una extensión de sus visas de estudiante. Incluso con esta extensión, los estudiantes internacionales solo pueden trabajar fuera del campus durante un año antes de intentar solicitar una visa de trabajo para no estudiantes.

A medida que la pandemia empeoraba y grandes cantidades de personas se veían directamente afectadas por COVID-19 de alguna manera, empecé a temer que mi visa de trabajo — capacitación práctica opcional (OPT) — se retrasara. Solicité diligentemente OPT a tiempo, pero a veces incluso el gobierno, o el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) en este caso, experimenta retrasos.

Cuando un estudiante internacional se gradúa de su programa, su visa de estudiante vence la misma semana de su graduación. Luego, estos estudiantes tienen 60 días para permanecer en los EE. UU. Antes de salir de su estado, lo que significa que ya no estarán en los EE. UU. con una visa. Para mí, la fecha de vencimiento de mi visa era el 24 de abril. Una vez que la visa expira, los estudiantes internacionales son despedidos automáticamente de sus trabajos hasta que abandonan los EE. UU. Y buscan trabajo en su país de origen, u obtienen una extensión de su visa de estudiante — OPT.

Se suponía que mi OPT había estado aquí el 24 de abril, el día anterior a la finalización automática de mi trabajo, pero se retrasó debido a COVID-19. La única ruta que aún tenía que recorrer era la vía de apelación para que se agilizara mi visa de trabajo. Acelerar una visa solo ocurre en circunstancias muy específicas con excepciones estrictas, una de esas excepciones es la pérdida financiera genérica. En mi caso, pasar sin trabajo a tiempo completo durante meses, potencialmente, significaba que sufriría una pérdida financiera grave, así que seguí adelante y solicité la apelación.

Cuando uno llama a la oficina de USCIS y apela para que se acelere su caso, le informan que se tomará una decisión dentro de los próximos cinco días. Luego ellos — ya sea a sabiendas o sin saberlo, realmente no estoy seguro — cambian su tono de voz y afirman severamente que bajo ninguna circunstancia se debe llamar al USCIS y seguir su caso si es que no hay noticias dentro de los cinco días.

Apelé para que mi caso se agilice el 8 de abril, y aún no he tenido noticias del USCIS al 24 de abril. Volvería a llamar para ver dónde están con mi caso, pero su severa táctica de voz tuvo demasiado efecto en mí.

Me siento cómo Patrik Stefan de los Dallas Stars el 4 de enero de 2007, cuando se encontró en una clara oportunidad sin portero en la net de Edmonton Oilers.

Los Oilers cayeron por un gol con el tiempo finalizando, por lo que hicieron lo que cualquier equipo de hockey haría — sacaron a su portero para poder poner un patinador adicional en el hielo, mejorando sus posibilidades de anotar un gol y empatar el juego. Al hacer esto, los Oilers dejaron su net sin un portero, lo que significa que cualquier tiro en la net contaría como gol — muy típico de lo que hace cada equipo en esta situación.

Stefan se encontró cruzando la línea azul en una escapada sin portero en la net de los Oilers. Todo lo que tenía que hacer era disparar con cautela al disco y el juego estaría fuera del alcance de Edmonton. Mientras patinaba hacia la portería abierta, se acomodó demasiado y el disco golpeó una hendidura en el hielo, haciendo que rebotara sobre el borde de su bastón. Los Oilers reunieron el disco con ocho segundos restantes y marcaron un gol para empatar el juego antes de que el tiempo expirara.

Patrik Stefan de los Dallas Stars pierde el disco en una oportunidad con la net vacía. Los Oilers apresuraron el disco por el hielo y marcaron antes de que expire el tiempo.

Después de años de volver a mirar el video de Stefan perdiendo la net abierta y riéndose mientras mis Oilers ganaban un punto enviando el juego a tiempo extra, ahora me identifico con Stefan.

Para mí, todo iba bien. No había obstáculos a la vista mientras corría hacia mi meta. A medida que me acercaba más y más a mi objetivo de obtener el OPT, había un hoyo, u obstáculo, en el hielo que no veía venir — un hoyo en forma de una pandemia mundial que retrasó mi visa de trabajo indefinidamente.

Lo que no se muestra en los puntos destacados de Stefan que todavía se vuelven virales cada año, es que Dallas ganó ese partido en tiros directos. La victoria no llegó durante el tiempo esperado — durante el tiempo regular — pero aún así llegó.

La gente elige enfocarse en el error de Stefan, justificadamente ya que era una jugada extremadamente única, pero lo más importante es que Dallas aún ganó y ganó lo que tenían que ganar, independientemente del momento. Esa todavía es mi expectativa — mantener mis pies en movimiento y aprender de lo que he ganado, independientemente del período de tiempo. 

Print Friendly, PDF & Email