El aprender a buscar y escuchar a Dios

152

Traducido por Braden Stuart y revisado por Jair Barberán

Read in English: Learning to look and listen for God

Durante su vida, Kathryn Bjorling ha sentido aislada en su fe. Durante estos tiempos difíciles, ella tuvo que buscar para la presencia de Dios y escuchar a Su direcciones. (Karmen Kodia

PALMYRA, N.Y.— Kathryn Bjorling creció en Canandaigua, una ciudad pequeña en el norte del estado de Nueva York. Aunque creció solo unas pocas millas del lugar de origen de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo ella se ha sentido aislada en su fe. Había pocos miembros de su iglesia con los cuales asistía la escuela e interactuaba diariamente.

“Es difícil cuando no se puede encontrar a alguien que haga las mismas cosas que has hecho desde naciste y creciste”, dijo Kathryn. “No tenía amigos que creían en las mismas cosas que yo. Fue muy difícil encontrar a alguien en quien confiar. Durante esos años, definitivamente miraba hacía el Señor”.

Mientras Kathryn ha sentido la presencia de Dios a lo largo de su vida, reconoce que muchos de sus compañeros no están seguros de que haya un Dios. Sin embargo, ella está segura de que lo pueden encontrar.

“Cuando sinceramente lo buscas, puedes encontrarlo en tu vida y puedes encontrar su influencia”, comentó Kathryn. “Puedes aprender de su naturaleza, pero solamente si lo buscas. Si no, no lo encontrarás”.

Kathryn ha visto una y otra vez que Dios no pretende guardar secretos de nosotros. “Cuando realmente oras y buscas una respuesta, la encontrarás”, explicó ella. Él constantemente busca oportunidades para darnos más entendimiento.

(Video hecho por Karmen Kodia)

Kathryn recientemente volvió a casa de una misión de tiempo completo en Perú para la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde pasó sus días enseñando a personas acerca de Dios y la relación personal que pueden tener con Él.

Ella recuenta haberle enseñado a un hombre en su misión que dijo que a él no le gustaba la música de la iglesia de Kathryn a causa de que la música era más lenta y suave de lo que él estaba acostumbrado. A él le gustaban los servicios de adoración con música animada, energética y a todo volumen que conocía y con la que estaba familiarizado.

Para enseñarle acerca de la importancia de reservar momentos tranquilos y sentir la presencia de Dios en su vida, Kathryn y su compañera de misión le pidieron que comparara las reacciones que él tuvo cuando su equipo favorito ganaba un partido de fútbol con las que sentío cuando nacieron sus tres hijas.

Él exclamó en voz alta y con entusiasmo que gritaba y saltaba cuando su equipo favorito ganaba un partido de fútbol. Sin embargo, cuando Kathryn le preguntó acerca de cuando sostuvo en brazos a sus hijas por primera vez después de que nacieran, su reacción fue bastante diferente.

“Se quedó muy callado”, dijo Kathryn. “Lágrimas llegaron a sus ojos. Él sencillamente sonrió y dijo, ‘tan hermoso, tan feliz.’ Es muy diferente cuando se trata de cosas que son espirituales. Llevan paz a su alma, y te hace anhelar más”.

Mientras que los partidos de fútbol y el nacimiento de sus hijas le trajeron felicidad, Kathryn le ayudó a darse cuenta de que hay una clara diferencia entre la felicidad temporal y el gozo duradero que viene de la comunión con Dios en momentos tranquilos.

En su propia vida, Kathryn ha necesitado aprender a encontrar y reconocer la voz de Dios al buscar las respuestas que quería desesperadamente. De adolescente, ella necesitaba encontrar si todo lo que se le había enseñado acerca de la religión era verdad. Ahora, como joven adulta, ella busca saber que puede contribuir a este mundo y cuál es su papel en el plan de Dios. 

Las respuestas a sus preguntas más urgentes han llegado cuando ella ha tomado momentos para estar tranquila, orar y leer las escrituras.

“Pregúntale por tí mismo, Él quiere darte respuestas”, dijo Kathryn. “Pero Él también quiere ver que realmente las quieres”.

Print Friendly, PDF & Email