Las pequeñas empresas se adaptan e innovan tras la ola de las restricciones por el COVID-19

224

Traducido por Brittnee Westra y revisado por Diego Calderón

Read in English: Small businesses adapt, innovate in wake of COVID-19 restrictions

Local restaurant J. Dawgs serves customers using a makeshift drive-through where customers order and employees bring their order out to the customer’s car. (Preston Crawley)

El 13 de marzo, el presidente Trump declaró una emergencia nacional, activando una cadena de restricciones y prohibiciones, incluyendo el mandato del gobernador de Utah, Gary Herbert, de limitar las reuniones a 10 personas o menos, y el requerir que los servicios alimenticios suspendan el servicio de comer en el restaurante por 2 semanas empezando el 18 de marzo.

“No tomamos esta decisión ligeramente. Sé que esto interrumpirá vidas y causará la pérdida de trabajos, y por eso lo siento mucho”, dijo Herbert en un informe.

Muchos restaurantes han sido obligados a cambiar y adaptarse rápidamente. Algunos han cerrado sus puertas temporalmente, mientras otros permanente.

Las palabras “esencial” y “no esencial” han sido lanzadas al aire con relación a los cierres de las empresas y las instituciones. Muchos estados y ciudades han considerado que los supermercados, las farmacias, los bancos, y las gasolineras son esenciales. Pero ¿dónde se quedan las empresas restantes y “no esenciales”?

La mayoría de empresas están reduciendo las horas de funcionamiento y el número de empleados. Los restaurantes están renunciando a las tarifas de entrega, creando improvisadas ventanillas de autoservicio, y trayendo la comida afuera para los clientes que esperan en sus vehículos.

Algunos restaurantes que ya están equipados para la entrega y recogimiento de comida, como Five Sushi Brothers en Provo, han tomado la mayoría de estas restricciones con éxito. “Empezamos nuestro negocio haciendo solo entregas y comida para llevar, así que cuando vino el virus, estábamos preparados”, dijo el copropietario Jacob Chung.

Jacob dijo que tiene varios amigos cuyos negocios no tuvieron otra opción más que cerrar. Five Sushi Brothers tuvo que cerrar temporalmente la localización en Salt Lake en respuesta a varios factores, incluyendo el COVID-19 y un terremoto de  magnitud 5.7 en Magna, Utah, el 18 de marzo.

“Tuvimos que despedir a todos nuestros empleados en Salt Lake, lo cual fue muy difícil”, Chung dijo. “Esto podría tener un efecto a largo plazo”.

Para las empresas que no están equipadas adecuadamente como Five Sushi Brothers, la adaptación puede ser difícil. El uso de los servicios de terceros como DoorDash y Uber Eats puede ayudar, pero esos servicios toman alrededor de 30% de cada venta, dijo Chung. “Ya que los márgenes en los negocios gastronómicos son muy bajos para empezar, este 30% podría ser demasiado para la supervivencia de los negocios”.

El condado de Utah y Explore Utah Valley iniciaron una campaña el 25 de marzo que se llama ‘Dine Utah Valley’ en un esfuerzo para apoyar los restaurantes locales. El sitio web de la campaña lista los restaurantes locales, sus disponibilidades de entregar y llevar, y sus especiales y ofertas continuas. 

En un correo electrónico anunciando la campaña, los comisarios Tanner Ainge, Bill Lee, Nathan Ivie, y el presidente de Explore Utah Valley, Joel Racker, dijeron que los restaurantes y hoteles de Utah ayudan para financiar los museos, festivales, parques, senderos, y proyectos como la expansión del aeropuerto de Provo mediante las tarifas relacionadas con el turismo. 

“No queremos perder ninguno de estos establecimientos locales, animamos a todos a aprovechar de estas excelentes ofertas y del recoger en el punto del que estén disponibles”, se lee en el anuncio.

No todas las empresas afectadas por el COVID-19 y las restricciones federales o estatales son negocios gastronómicos. Los empresas de entretenimiento y los establecimientos comerciales se ven afectados con la misma intensidad, si no más, y tienen menos opciones.

Good Move Café en Provo no está tan adecuado para llevar ni entregar comida como otros restaurantes. “Somos un lugar para disfrutar estar allí mismo”, dijo el copropietario Shawn Moon.

Los clientes pueden pedir comida mientras eligen de una gran variedad de juegos de mesa o de cartas para jugar.

Moon dijo que Good Move Café ha tenido que ajustar los números de empleados y reducir el salario de los que queden.

“No es una situación sostenible, por lo que esperamos que las cosas vuelvan a la normalidad más pronto que tarde”, dijo Shawn Moon.

La división de gestión de Emergencias de Utah y la oficina del Gobernador anunciaron que las empresas de Utah ahora pueden solicitar préstamos de bajo interés mediante la Administración de Pequeñas Empresas.

“Reconocemos que este programa de préstamos no resolverá todos de los desafíos económicos de hoy, pero será una herramienta útil para las empresas afectadas por el COVID-19”, según la información que se encuentra en Utah.gov.

Los préstamos por cuestiones relacionadas con el COVID-19, mediante la Administración de Pequeñas Empresas, pueden ser de hasta $2 millones por entidad con plazos de reembolso de hasta 30 años, y tasas de interés de 3.75% para pequeñas empresas y 2.75% para organizaciones sin fines de lucro.

Moon dijo que los márgenes ajustados hacen que los préstamos del gobierno sean menos atractivos. “Algunos negocios no ganan lo suficiente para pagar los intereses de un préstamo, incluso cuando vuelvan a la normalidad, por lo que no es una solución viable para superar la crisis”.

El gobernador Herbert lanzó un plan de fuerza de trabajo llamado “Utah lidera juntos” el 24 de marzo. El plan tiene como objetivo aliviar el daño económico del COVID-19. El plan tiene tres fases: urgente, estabilización, y recuperación, cada una de las cuales toma de 8 a 14 semanas.

A pesar de las dificultades que enfrentan la comunidad y los negocios locales, muchos están aprendiendo a adaptarse e innovar. La librería Pioneer Book en Provo envió un mensaje a todos los clientes detallando los ajustes que la compañía está haciendo para apoyar el distanciamiento social y disminuir la dispersión del COVID-19.

El director general Scott Glenn y su personal actualizan una lista de inventario todas las noches y alientan a los clientes que envíen sus pedidos por medio de un mensaje de texto. El personal de la librería recoge el pedido y lo envía por correo o lo entrega en su acera.

En su anuncio, Glenn también proporcionó un enlace a una visita virtual en 3D de la tienda, así como una “banda sonora de la tienda” en Pandora. La tienda enumeró camisetas, tazas y artículos de vitrinas en eBay para que los clientes los compren.

“La preservación de la vida y el vencer la pandemia es más importante para nosotros que vender libros”, dijo Glenn. “Los despidos pueden convertirse en una realidad inevitable para nosotros, pero estamos peleando y luchando para mantener unido a nuestro pequeño equipo. Nuestros clientes y su apoyo serán clave para capear la tormenta”.

Print Friendly, PDF & Email