Los estudiantes profesores de BYU ayudan a las escuelas públicas a transferirse a la enseñanza remota

62

Traducido por Diego Calderón

Leer en inglés: BYU student teachers help public schools transfer to remote teaching

El edificio McKay, en el campus, está en gran parte vacío después de que BYU canceló las clases. Los estudiantes docentes de BYU también se están adaptando al aprendizaje en línea después de que el gobernador anunciara un cierre suave de las escuelas el 13 de marzo. (Preston Crawley)

Los estudiantes profesores de BYU asignados a escuelas en todo Utah se están adaptando para enseñar a los estudiantes de forma remota después de que el gobernador Gary Herbert anunciara un leve cierre de las escuelas debido al brote del nuevo coronavirus.

“El governador Hebert ha enfatizado que esta excepción escolar es una medida preventiva, y será reevaluada al final del periodo de dos semanas para determinar si es que se debe continuar con esta política”, según un comunicado de prensa del 13 de marzo de la oficina del gobernador.

Las escuelas K-12 que requieren tener escolaridad remota empezando desde el 18 de Marzo, lo que significa que los profesores estudiantes de BYU se están adaptando a este nuevo cambio.

El 13 de marzo, la facultad de la escuela de educación en BYU también presentó una actualización del coronavirus en el que se leía, “Estudiantes profesores que continuarán con sus ubicaciones y seguirán los protocolos de su escuela anfitriona en este caso de enfermedad. Si las escuelas cierran o pasan a la instrucción en línea, le enviaremos información adicional”.

KaDee Oman es estudiante de enseñanza en una escuela primaria en Riverton. Antes del anuncio del gobernador el viernes, dijo que se suponía que los estudiantes docentes de BYU continuarían enseñando a pesar de que las clases en BYU se cancelaron y se trasladaron en línea.

Después del anuncio, Omán dijo que los estudiantes docentes harán lo que sea que sus maestros mentores digan. “Si ella va a la escuela, yo también. Y si ella trabaja desde casa, yo también”, dijo.

La escuela de Omán se usa los lunes y martes para reunir algunos materiales en línea para que los estudiantes los usen durante el cierre de la escuela, de dos semanas, con el plan para que todo esté listo para los estudiantes el miércoles. “Después de eso, estaré ayudando con la calificación y cosas así”, dijo.

Abbie Card, una estudiante de educación de BYU, es maestra estudiante este semestre; ella enseña tanto en la escuela secundaria como en la primaria. Al igual que Omán, Card dijo que el distrito en el que trabaja también pasó el lunes y el martes preparando el plan de estudios en línea para sus estudiantes.

Su escuela decidió subir los materiales para que los estudiantes los usen en su propio tiempo en lugar de realizar chats de video para la clase.

Si bien Card puede continuar enseñando a sus alumnos sobre guiones, personajes y narración de cuentos utilizando materiales en línea, algunas experiencias de aprendizaje son difíciles de replicar en internet. Card dijo que además de mudarse en línea, la escuela intermedia para la que está trabajando tuvo que cancelar su musical escolar y sus clases.

“Los niños quedaron devastados al escuchar las noticias. Había muchas lágrimas ”, dijo Card.

Print Friendly, PDF & Email